Go to Top

Consejos y herramientas para saber si tu empresa triunfa en Internet

Visibilidad, interacción, reputación, posicionamiento, conversión… En función de los objetivos de una campaña o de tu presencia en la red, los KPIs que medirán el éxito o el fracaso de la estrategia son diferentes. Descubra los principales.

¿Tu empresa tiene presencia en Internet? Lo más común es que sí, si bien existen diferentes formas de estar, pues hay Pymes que utilizan la Red como medio para darse a conocer, mientras que otras buscan potenciar el branding, posicionar sus productos y servicios o conseguir conversiones, ya sea mediante la venta directa o a través de la obtención de contactos.

Es por ello que la manera de evaluar si una empresa tiene o no éxito en Internet no puede ser siempre la misma. Existen diferentes ratios y formas de cuantificar la consecución de objetivos, por esta razón te mostramos a continuación qué cifras o porcentajes debes aspirar a alcanzar dependiendo de tus propósitos.

1.    Reputación de marca

Normalmente, el primer paso para tener éxito en el mundo online es ser conocido. La notoriedad de la marca es por consiguiente el indicador inicial a evaluar, especialmente en empresas de reciente creación o que comienzan en Internet. En este sentido, métricas como las visitas, tu influencia como marca y la percepción que tengan los “clientes objetivo” sobre ti son indicadores útiles.

  • Número de visitas

Un número de visitas creciente y constante debe ser la meta. En esta línea, es importante conseguir usuarios recurrentes, síntoma de fidelización, pero sin perder de vista la entrada de nuevos usuarios, que se traducen en nuevas oportunidades de negocio. Esta información es accesible desde herramientas de analítica como Google Analytics.

En cuanto a la proporción adecuada de unos u otros, no existe una cifra sinónimo de éxito o fracaso, ya que depende del sector (una web de colchones tendrá menos recurrentes que una de reserva de restaurantes, pues se sale a cenar más veces de las que se compran colchones). De forma muy simplificada, podríamos decir que:

– Muchos usuarios recurrentes y pocos nuevos: tienes buen contenido en la página pero necesitas mejorar el posicionamiento.

– Muchos usuarios nuevos pero pocos recurrentes: el posicionamiento es bueno pero los usuarios no encuentran lo que buscan en la página o no les resulta interesante.

  • Influencia de la marca

Ser una marca influyente te permitirá reducir costes en publicidad al llegar a más personas con menor esfuerzo. Herramientas gratuitas como SocialMention posibilitan medir con porcentajes la fuerza (strenght), sentimiento (sentiment), pasión (passion) y alcance (reach) de tu marca en función de lo que se comenta en la red sobre ella.

Funcionamiento Socialmention

A pesar de estar en inglés, el funcionamiento es muy sencillo. Basta con introducir el nombre de tu empresa en la caja de búsqueda para obtener los resultados.

Como ejemplo, introduciremos la marca “Amazon”, una de las empresas que, por su carácter 100% online y por su relevancia, más menciones genera en Internet

En la columna izquierda podrás visualizar los ratios anteriormente comentados, además de otros indicadores como el sentimiento sobre la marca, los usuarios más relevantes que comentan sobre la empresa o los hashtags más utilizados conjuntamente con el nombre. Además, puedes acceder a las últimas menciones.

Cuando la utilices, la clave es comparar los resultados de tu marca con las de la competencia, de ese modo obtendrás los datos suficientes para juzgar si lo estás haciendo mejor o peor que tus competidores.

Otra herramienta útil es Klout, que valora de 0 a 100 la reputación en las redes sociales. Cuanto mayor sea esta cifra, mayor será tu capacidad para influir sobre los usuarios. Para que puedas hacerte una idea, el indicador promedio es 40, aunque personajes públicos como Barack Obama alcanzan el 99. Por lo tanto, tener una cifra superior al promedio ya será un gran avance.

  • La percepción de los consumidores sobre la marca y sus productos

¿Cómo medirlo? Con comentarios por parte de los usuarios, “me gustas” en redes, ratings y recomendaciones. Google Alerts y las herramientas propias de cada red social pueden ayudarte a realizar un seguimiento de las menciones e interacciones que estos hagan sobre ti y su “sentimiento”.

Obtener feedback por parte de la audiencia indicará que el contenido editorial de tu empresa responde a los gustos y necesidades de los clientes. Por el contrario, encontrarse con comentarios negativos sobre la marca y tus productos es un ejemplo claro de que necesitas reorientar tu estrategia empresarial.

En referencia a este último punto, hay otro recurso gratuito muy interesante. Go Fish Digital permite buscar referencias a tu marca o empresa en más de 40 sitios de quejas de la red. El funcionamiento es una vez más muy simple, introduce el nombre en la caja de búsqueda, pulsa “Search” y obtendrás los resultados.

2. Posicionamiento

Aparecer en los principales resultados de búsqueda, ya sea de manera orgánica (SEO) o pagando (SEM), marcan la diferencia entre llevarte o no el clic antes que la competencia.

La diferencia entre el éxito o el fracaso es aquí muy clara, hay que tratar de estar entre los 10 primeros resultados y, cuanto más arriba, mejor. Según un estudio de Sixtrix, el 99,1% de todos los clics se hacen en la primera página de resultados. Ahí, el primer resultado recibe un 60% de clics, mientras que el segundo solo un 15%, por un 8% del tercero o un 5% del cuarto.

Para saber dónde estás, te recomendamos el Keyword Rank Checker, donde tras introducir tu dominio, el motor de búsqueda y las keywords por las que te pueden encontrar, te mostrará los resultados de tu posicionamiento orgánico.

Pongamos un sencillo ejemplo, imaginemos que eres el periódico Marca y quieres saber tu posición en España cuando se hacen búsquedas como “periódico deportivo”, “información deportiva” o “noticias fútbol”. Así es como deberás rellenar los campos:

Funcionamiento de Rank Checker

En cuanto a resultados de una campaña pagada (SEM) en los resultados de búsqueda, tener un Click Through Rate (ratio medio de clics, esto es, clics obtenidos entre el número de impresiones de la campaña y multiplicado por cien) igual o superior al 2% en es un buen indicador de la evolución de tu campaña, y es que según un estudio de la compañía Wordstream, es ese el CTR medio de los anuncios en la red de búsqueda de Google.

En este caso, también depende del sector, por ejemplo superan la media los servicios financieros y las aseguradoras con un CTR de 2,65% o las campañas B2B con un 2,55%. Por debajo de la media se ubican sectores como el legal con un 1,35%, el eCommerce con un 1,66% o los servicios industriales con un 1,40%.

3. Generar conversiones

Convertir significa que los usuarios realicen en la web una acción que aporte un beneficio a la empresa como comprar un producto, reservar un servicio, solicitar un presupuesto, registrarse en un evento o suscribirse a una newsletter o boletín.

Se trata de acciones que se pueden realizar en tu propia web o, por ejemplo, en una landing page que hayas creado para una campaña en particular.

En España el ratio de conversión medio es del 1,02% según un estudio de Flat 101, es decir, que de todos los visitantes a tu web, solo algo más del 1% acaba cumpliendo con el objetivo establecido. En Estados Unidos, por ejemplo, la media alcanza el 3,51%.

En webs puramente de eCommerce, el ratio suele estar entre el 1 y el 3%, dependiendo también del sector (no es lo mismo comida a domicilio que responde a una necesidad fisiológica y tiene mayor conversión que una web de artículos deportivos).

En el caso de que hayas creado una landing page con un formulario para que te soliciten información sobre un producto o servicio, la estimación es que un buen ratio de conversión es aquel que se sitúe entre el 2 y el 5%.

En definitiva, y aunque no haya resultados universales, podemos concluir que siempre que tu marca o empresa esté por encima de la media, será indicador de éxito, si bien no debes dejar de lado otro indicador importante, el ROI de tu presencia en Internet.